Diferencias entre chorizo y salchichón

El chorizo y el salchichón, las estrellas del “pan y pillao”, los reyes de los bocatas de los niños y un placer casi tan adictivo como irresistible.  

Para los amantes del embutido oír a alguien confundir el salchichón con el chorizo puede ser incomprensible, pero es una realidad. Hay mucha gente que no sabe cuáles son las diferencias principales entre estos dos manjares del embutido. Por eso hoy vamos a hablar un poco sobre las principales diferencias entre el salchichón y el chorizo, para convertirnos en unos expertos de los principales embutidos. 

Partimos de la base de que existen numerosas variedades de ambos con cientos de matices y de detalles en su sabor y textura. Pero los ingredientes principales son los mismos: carnes curadas de cerdo (aunque también los hay de pavo, por ejemplo) y especias. Se secan al aire y adquieren este sabor tan característico. 

Quizás la clave para diferenciar el salchichón del chorizo sea pensar que el salchichón es de color rosáceo y el chorizo de color anaranjado o rojizo. En la mayoría de casos acertaremos, pero esto tampoco es siempre así.

El periodo de secado sí es un factor que los diferencia mucho. El salchichón suele tener un periodo de curación mayor al del chorizo. 

El chorizo se elabora con carne de cerdo y pimentón para que tenga su característico color rojo (el tema de si debe ser dulce o picante es otro debate bastante amplio). Aquí la estrella es el pimentón. 

El salchichón se elabora con carne de cerdo y diferentes especias: pimienta, orégano, ajo, nuez moscada. El picado de las carnes se hace de una forma más fina que para hacer chorizo, por eso solemos ver que las “bolas blancas” del salchichón suelen ser más pequeñas que las del chorizo. Aquí la estrella es la pimienta. 

Estos detalles siempre pueden variar en función de los tipos de chorizo o de salchichón de los que estemos hablando, ya que existe una gran variedad de ambos. Al final, será nuestro paladar el que nos haga diferenciar entre salchichón y chorizo; y es que, en definitiva, sea del tipo que sea, es embutido y nos encanta. 

Y tú, ¿qué prefieres? ¿salchichón o chorizo?