Curiosidades sobre nuestro jamón cocido

Para contártelo todo sobre nuestro jamón cocido debemos empezar hablando del fiambre en general. No todos los fiambres y embutidos son iguales, algunos como el jamón cocido,  la pechuga de pavo y pollo o el lomo embuchado tienen unos valores nutricionales que los hacen idóneos para ser consumidos habitualmente. Otros como el chorizo o el salchichón aportan más grasa y debemos moderar su consumo.

Pero una vez dentro de los fiambres tipo jamón cocido y pechuga de pavo y pollo tampoco todos son iguales. En Carmelo Puche sabemos que el sabor de lo artesanal siempre es diferente, por eso elaboramos nuestro embutido casero para ofrecerte los mejores productos. Sin duda, nuestro jamón cocido es la estrella de nuestros productos artesanales. Nuestros clientes dicen que no es fácil encontrar un sabor así.

El jamón cocido es también conocido como “jamón york”, ya que a que a finales del siglo XIX, en una carnicería de la ciudad inglesa de York, un carnicero artesano popularizó esta forma de presentación del jamón. Y, a partir de ahí, se empezó a copiar este proceso, con diferentes matices, por otras zonas.

Nuestro jamón cocido artesanal

Nuestro jamón cocido artesanal es muy diferente a lo que estamos acostumbrados a consumir. Nuestro secreto para elaborar este fiambre casero es muy sencillo: elegimos las mejores piezas (la pierna del cerdo pero sin ligamentos, sin grasa y sin tendones) y evitamos los procesos industriales. De esta manera en Carmelo Puche te garantizamos un jamón cocido 100% natural.

La composición nutricional de nuestro jamón cocido lo convierte en un alimento estupendo para la alimentación de cualquier persona. Es una fuente de nutrientes y proteínas de elevado valor biológico y contiene minerales fundamentales como hierro, zinc y sodio. También destaca por su gran cantidad de vitaminas del grupo B.

Contamos con la tabla nutricional de nuestro jamón cocido elaborada por un laboratorio externo para garantizar sus propiedades. Estos análisis demuestran que nuestro jamón cocido aporta menos de 100 kcal por cada 100 gramos, de los cuales aproximadamente 20 gramos son proteínas y menos de 3 gramos grasas saturadas. Además, no contiene ni féculas, ni harinas, ni almidones añadidos, ¡es todo natural!

Nuestro jamón cocido nos traslada al sabor de lo artesanal y a los aromas de siempre que tanto nos gustan. Y en Carmelo Puche seguiremos trabajando siempre para ofrecerte productos de toda confianza para tu día a día.