La importancia de la carne en la alimentación infantil

En Carmelo Puche tenemos muy presente la importancia de la carne en la alimentación infantil.

Queremos lo mejor para los más pequeños de la casa. Y, por eso, te proponemos, productos cárnicos de la mejor calidad, que miman a los niños, pero también su salud.

Sin embargo, queremos que tengas conocimiento de por qué la carne es buena para los niños. Te lo contamos todo.

La importancia de la carne en la alimentación infantil

En primer lugar, la importancia de la carne en la alimentación infantil parte de la base de cubrir alta demanda de un nutriente: el hierro.

Al igual que sucede con los deportistas, el hierro es un nutriente que los niños necesitan para obtener energía, tanto para su crecimiento y desarrollo. Transporta oxígeno a través de la sangre y, de hecho, es tan necesario que las embarazadas toman suplementos para garantizar su biodisponibilidad.

Los niños necesitan de 8 a 10 miligramos de hierro al día. La carne es una fuente principal de hierro, especialmente la roja. De este modo, servir carne a los niños es una forma sencilla de asegurarse de que ingiera suficiente hierro.

Incluso en formato de hamburguesas deliciosas como las de Carmelo Puche, la carne picada contiene aproximadamente 2 miligramos de hierro por porción. La de pollo tiene aproximadamente 1 miligramo, así que también es una excelente opción.

La carne como fuente de proteína y vitamina B12 para los niños

La proteína juega un papel clave en el crecimiento y desarrollo de tu hijo.

La carne es una fuente saludable de proteínas que consolida los huesos, músculos, sangre, piel y hormonas de tu pequeño. Del 10 al 35 % de la ingesta calórica diaria de tu hijo debe provenir de proteínas, según las autoridades sanitarias.

Así, una porción de la mayoría de los tipos de carne contiene aproximadamente 20 gramos de proteína, por lo que es una manera fácil de ayudar al pequeño a alcanzar sus objetivos de ingesta de proteínas.

Por su parte, la vitamina B12 es un nutriente solo disponible en alimentos de origen animal. No, los suplementos no sirven: no tienen la misma biodisponibilidad y son artificiales.

Si aportamos entre 1,2 y 1,8 miligramos de esta vitamina, contribuiremos a un correcto desarrollo cerebral. Estos, entre otros, son factores que demuestran la importancia de la carne en la alimentación infantil. Si quieres cuidar a tus pequeños, en Carmelo Puche estamos contigo.